Napoleón: Gestión de Proyectos

Hace algunos años, en el 2006 Jerry Manas publico un libro titulado “Napoleón Gestión de Proyecto” donde resalta  lecciones de todos los tiempos sobre planificación, ejecución y liderazgo, este libro resalta los seis principios que llevan al éxito: exactitud, velocidad, flexibilidad, simplicidad, carácter y fuerza moral y las cuatro señales de advertencia que es necesario observar y analizar: el poder, el excesivo celo, la escasez de líderes efectivos y el estilo de vida des balanceado

Este resumen se lo dedico a mis estudiantes con la finalidad de incentivarlos a la lectura de este clásico, les regalo solo un extracto espero que se animen a realizar la lectura completa del texto.

¿Quien fue Napoleón?

Napoleón Bonaparte (1769 – 1821) fue emperador de Francia, un militar y un hombre de  estado. Siguió la carrera militar y se graduó en la Academia de París en 1785. Tras el triunfo de la Revolución Francesa (1789) simpatizó con el nuevo régimen, pero fracasó en su intento por intervenir contra el nacionalismo. Implementó múltiples e importantes reformas: un nuevo  código tributario, el banco central, leyes, un sistema de carreteras y cloacas, etc.

Los Seis Principios de Napoleón

1.    Exactitud: Significa toma de conciencia constante de cada situación (reconocer la necesidad de actuar rápidamente cuando es necesario, ser sensible a las necesidades de la gente, tener capacidad de observación y reacción, ser capaz de digerir y clasificar información para tomar la decisión acertada, etc.), investigación profunda (implica  estudiar el terreno, estudiar los proyectos pasados, identificar riesgos, etc.) y planificación continua (ser capaz de identificar las fases de un proyecto, anticipar riesgos, diagnosticar impactos, etc.).

2.    Flexibilidad: Significa ser capaz de modificar los planes de acuerdo con las circunstancias, contar con equipos adaptables que compartan recursos, estar preparado para tomar decisiones efectivas en equipo, estar siempre listo para el cambio, etc.

3. Fuerza moral: La fuerza moral es la que permite conseguir la victoria. Los líderes deben conseguir que los equipos estén motivados, que sientan que su trabajo se realiza en condiciones estables, que tiene sentido, que sus esfuerzos se reconocen públicamente y se recompensan.

4. Velocidad: Significa ser conciente que el entorno político, económico u organizacional puede cambiar, que los equipos pueden perder el foco, que si no se cumplen las fechas límites puede producirse un efecto dominó, etc. y que es necesario dar respuestas rápidas y acertadas.

5. Simplicidad: Significa ser conciso, claro y tener un foco preciso para reducir la confusión y los malos entendidos y ser capaz de formular objetivos simples, transmitir mensajes claros y diseñar procesos simples.

6. Carácter: Los líderes deben tener integridad, calma y asumir sus responsabilidades.

 Señales de Advertencia

  1. Poder: el poder puede acarrear muchos efectos colaterales no queridos. Cuando se incrementa la responsabilidad podemos estar tan ocupados o estar pensando en un nivel tan alto que entonces podemos llegar a quedar separados, aislados de nuestros equipos, el poder puede conducirnos a la impaciencia y entonces no disponemos de tiempo para ocuparnos de las preocupaciones de la gente o para discutir, o tender a pensar que el modo en el que nosotros hacemos las cosas es el mejor y tenderemos a descartar las perspectivas o las advertencias de los demás.
  2. Escasez de líderes efectivos: cuando los proyectos tienen grandes dimensiones es necesario confiar en otros líderes para poder lograr la misión, los equipos deben ser escalables. Es necesario contar con líderes que tengan habilidades, capacidades analíticas e invertir tiempo y dinero en la construcción de esas habilidades. Si los candidatos no existen, es necesario reclutar líderes externos a la organización.
  3. Excesivo celo: existe una línea fina entre la pasión y el celo excesivo y es demasiado fácil cruzar esa línea. Uno puede llegar a plantear ideas grandiosas que no podrán realizarse, obsesionarse con sus metas y no darse cuenta cuándo está presionando demasiado o cuándo está siendo demasiado impulsivo. La velocidad o la espontaneidad no deben ser confundidas con la impulsividad.
  4. Estilo de vida desbalanceado: no es complicado llevar un estilo de vida balanceado. Lo necesario: una dieta saludable, ejercicio moderado, sueño adecuado y un equilibrio entre trabajo y juego. El peor riesgo de un estilo de vida desbalanceado es el daño en la salud.

Autor: arevalomaria

Ingeniero de Sistemas, Magister en Gerencia y Tecnologia de la Informacion, Certificaciones: ITIL V3, CCNA, Microsoft Certified Professional.

2 comentarios en “Napoleón: Gestión de Proyectos”

  1. Hola Maria,

    Sin querer llegue a tu blog, y debo reconocer que han despertado mucho interes en mi los articulos de gestion de proyectos publicados, en especial este.
    Creo que buscare el libro y lo comprare.

    Gracias por compartir este tipo de material.

    Saludos desde Ecuador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s