CMMI. Nivel 2 Gestionado: Administración de la Configuración (CM)

Esta área de proceso tiene como propósito mantener la integridad de todos los artefactos (entregables o no ) producidos por el proyecto, lo cual implica identificar los ítems de configuración, realizar sobre ellos cambios de manera controlada, generar y mantener líneas base, y proveer información precisa acera del estado del estado de la configuración a todos los interesados.

Los objetivos y prácticas incluidas son los siguientes:

Objetivos Específicos Prácticas Específicas
Establecer líneas baseSe establecen líneas base de los artefactos puestos bajo administración de la configuración. 1. Identificar ítems de configuración

2. Establecer un sistema de administración de la configuración

3. Crear o liberar líneas base

Monitorear y controlar cambios Los cambios a los artefactos son monitoreados y controlados. 1. Monitorear pedidos de cambio

2. Controlar ítems de configuración

 Esta área de proceso es, probablemente, una de las más difíciles de implementar de todas las incluidas en este nivel. Además de tener problemas para planificar y ejecutar sus actividades de acuerdo a esos planes, las organizaciones de nivel 1 suelen tener serias complicaciones para identificar y mantener las versiones correctas de sus productos y artefactos asociados. Es bastante común encontrarse con organizaciones que tienen múltiples versiones activas de una misma aplicación, sin poder llegar a controlarlas del todo e invirtiendo ingentes recursos en arreglar los mismos problemas una y otra vez. Estas prácticas apuntan, justamente, a resolver este tipo de problemas.

¿Cómo se implementan? En general, será necesario contar con algún tipo de sistema (preferiblemente, total o parcialmente automatizado) que permita realizar las actividades típicas de administración de la configuración:

  • Identificar ítems de configuración y mantener sus relaciones con otros ítems;
  • Crear, extraer (checkout) e ingresar (checkin) ítems de configuración del/al sistema de administración de la configuración;
  • Generar líneas base en determinados hitos del proyecto;
  • Auditar ítems, líneas base y el sistema de administración de la configuración;
  • Elevar, analizar y aprobar pedidos de cambio.

La introducción de una herramienta de este tipo tendrá un impacto importantísimo en el trabajo diario de todos los miembros del proyecto (o de la organización, dependiendo de su alcance), sobre todo en la de los desarrolladores

Autor: arevalomaria

Ingeniero de Sistemas, Magister en Gerencia y Tecnologia de la Informacion, Certificaciones: ITIL V3, CCNA, Microsoft Certified Professional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s