Hay que tener un Optimismo Inteligente

Venezuela atraviesa en estos momentos Mayo 2018, por la peor crisis económica y humanitaria, en su historia. Sin duda, sobrevivir como profesional, como empresa, como trabajador independiente, depende de la posición en la que nos encontremos es un gran reto; reto que nos invita a la reflexión, tomando nuestra propia responsabilidad sobre la situación y buscar acciones orientadas al cambio optimista.

El optimismo inteligente no es negarse a la realidad, al contrario es tomar la realidad y ser factor de cambio positivo apoyándonos de estrategias que promuevan un cambio organizacional  positivo en medio de la crisis.

En los próximos días por ejemplo tengo que sentarme a pensar en estrategias, la verdad todo está dicho, estudiado, escrito.  Sin embargo es importante considerar que en momentos de crisis lo más relevante es evaluar en forma precisa cuales son las estrategias que nos permitirán seguir adelante y ser exitosos.

En medio de esta crisis, por ejemplo las unidades de tecnología podemos recurrir a acciones como:

  1. Tercerizar Servicios. Establecer alianzas con empresas especialistas en un área específica por ejemplo centro de soporte, seguridad perimetral, entre otras. Ahorramos pasivos laborales y a la vez fortalecemos el servicio haciendo alianzas con empresas que presten el mismo con calidad, contribuimos incluso a que empresas más pequeñas no desaparezcan.
  2. Fusionar unidades operativas con una nueva visión de servicio para soportar la reducción de recursos que estamos enfrentando por factores como migración y fuga de talento.
  3. Convertirnos en Gerentes de transformación Digital. La innovación digital aprovecha las opciones que le ofrecen las herramientas tecnológicas para perfeccionar y agilizar todas las iniciativas de la organización. Sigue el siguiente esquema: actuar, reaccionar y evolucionar.
  4. La Agilidad para la adaptación a los cambios es vital. Para que la agilidad se haga presente es importante fomentar la colaboración de todos los miembros de tu equipo es conveniente estructuras organizativas más planas, menos jerarquías.
  5. Enfocarnos en estrategias para retener talento, trabajando el salario como tal el ingreso en conjunto con el salario emocional.  La crisis nos hace pensar en este país que ningún salario es suficiente para cubrir las necesidades, entonces el elemento diferenciador son aquellas cosas que nos ayuda a sentirnos mejor y a su vez crecer como persona y profesional en medio de esta crisis.

Puede que cada uno de nosotros tenga muchas ideas asociadas en qué hacer para crecer y mejorar en medio de esta crisis,  si bien es cierto la formación profesional, la experiencia, las alianzas, las evaluaciones son elementos diferenciadores al incluirlos en nuestras estrategias también debemos trabajar nuestros hábitos:

  1. Evitar lamentarnos si algo va mal, simplemente nos hace perder el tiempo, dediquemos nuestro tiempo a buscar aprendizaje sobre la situación vivida, así evitaremos repetir errores y vamos a intentar siempre hacerlo mejor.
  2. Piensa y visualiza como quieres que sea tu vida, dedica esfuerzo, actitud positiva e ilusión en alcanzar esa meta a pesar de las dificultades que nos encontramos cada día.
  3. Aprendamos a agradecer todas las experiencias vividas, cada experiencia nos ayuda a crecer como seres humanos y profesionales.

Si estás trabajando en una empresa Venezolana eres una persona que está preparada para trabajar en entornos cambiantes, ágiles, eres un elemento impulsor de los cambios, resilente.  Esta maestría que nos está regalando la vida en un plano practico, seguramente nos servirá en nuestro futuro profesional y estamos seguros que será un elemento que soporte para nuestro éxito personal.

Autor: arevalomaria

Ingeniero de Sistemas, Magister en Gerencia y Tecnologia de la Informacion, Certificaciones: ITIL V3, CCNA, Microsoft Certified Professional.