Fases de una evaluación SCAMPI #CMMI

Es importante llevar a cabo una serie de actividades a la hora de realizar una auditoría CMMI.

El método SCAMPI define varias actividades a realizar, que abarcan desde la definición de los objetivos de la auditoría hasta el reporte de los resultados de la evaluación.

A continuación se muestran las 3 fases  que afectan más a la organización, con una estimación de su duración. Hay que destacar que estas duraciones se refieren a la duración temporal de cada una de las fases, no al esfuerzo necesario para realizarlas (no son días/hombre):

Fase 1: Preparación y planificación de la auditoría: en esta fase se seleccionan los objetivos de la mejora, se define el método de captura de evidencias, etc. Esta fase es realizada conjuntamente por el sponsor y el Lead Appraiser y tiene una duración aproximada de 2 jornadas.

Fase 2: Readiness-review: en esta fase se estudia si los proyectos que van a ser evaluados y la organización está preparada para la auditoría. Es necesario que esta fase se realice al menos una vez, aunque puede realizarse en más ocasiones. La duración de esta fase, que es realizada por el equipo de evaluación, es de aproximadamente 3 jornadas.

Ejecución de la auditoría y comunicación de resultados: durante esta actividad se realiza la auditoría final de concesión de un nivel de madurez de CMMI. Es realizada por el equipo de evaluación, y tiene una duración estimada de 5 jornadas para el nivel de madurez 2 y de 10 jornadas para el nivel de madurez 3.

¿Qué es un SCAMPI™ y quién lo realiza? #CMMI

Las Auditorias CMMI

Cuando una organización ha conseguido mejorar sus procesos e implantar los
correspondientes a un nivel de madurez CMMI, es común que decida que
ha llegado el momento de presentarse a una auditoría que corrobore dicha implantación por un tercero, un auditor externo. Y es ahí cuando aparecen una serie de peculiaridades,  tareas y términos que suelen causar mucha confusión en el equipo de mejora.

¿Qué es un SCAMPI™ y quién lo realiza?

Se denomina así a la evaluación o auditoría final de concesión oficial de un nivel de madurez de CMMI.  SCAMPI es el acrónimo de “Standard CMMI Appraisal Method for Process Improvement”. Este es un método sobre cómo evaluar los diferentes procesos de la organización, definiendo el nivel de madurez.  Se distinguen tres tipos de SCAMPI (A, B ó C) en función de la formalidad y la  dificultad del mismo. El más riguroso es el SCAMPI A y es el que permite obtener el nivel de  madurez oficial. Una vez superado el SCAMPI A, es común que la organización reciba un diploma acreditativo que indica el nivel de madurez alcanzado.

El SCAMPI A debe ser realizado por una figura denominada Lead Appraiser. El Lead Appraiser es una persona acreditada por el SEI (Software Engineering Institute, organización propietaria del modelo CMMI) para realizar la evaluación CMMI. Finalmente, es el Lead Appraiser quién emite lo que se
conoce como “Appraisal Disclosure Statement”, documento que muestra los resultados de la evaluación.

¿Quién respalda una auditoría CMMI®?

Comúnmente se piensa que es el “Software Engineering Institute” (SEI), ya que es la organización  propietaria del modelo. Sin embargo, el SEI solamente acredita a los auditores o Lead Appraiser para que puedan realizar evaluaciones CMMI. No es el SEI quien emite un certificado, sino que son
los auditores los que emiten un diploma en el que se indican los datos y resultados de la auditoría.

Son estos auditores y las empresas partner del SEI en las que trabajan los que se responsabilizan de  los resultados de la evaluación. Tras la realización de un SCAMPI, el Lead Appraiser envía una serie de documentos al SEI para que este realice chequeos y controles de calidad del SCAMPI. Una vez terminados estos chequeos, el SEI envía una comunicación al sponsor y al Lead Appraiser del
SCAMPI aprobándolo para uso público. Desde este momento, los resultados se publican en el  PARS (Published Appraisal Results) del SEI

Por ello normalmente se utiliza el concepto evaluación en vez de certificación cuando nos referimos  a una auditoría CMMI.

¿Durante cuánto tiempo son válidos los resultados de la evaluación?

Los resultados de la evaluación son válidos durante un máximo de 3 años desde la fecha en que se  emite el Appraisal Disclosure Statement.

¿Es necesario evaluar todas las áreas de proceso?

En función del nivel de madurez que se pretenda alcanzar, será necesario evaluar una serie de áreas  de proceso. Todas las áreas de proceso correspondientes a un nivel de madurez son obligatorias a excepción de SAM (Supplier Agreement Management), que puede no ser aplicable a la organización y por tanto no ser evaluada. Para que esta área de proceso no sea evaluada, ha de justificarse su exclusión.

 

Componentes requeridos, esperados e informativos #CMMI

Componentes requeridos, esperados e informativos

Los componentes del modelo se agrupan en tres categorías—requerido,
esperado e informativo— que indican cómo interpretarlos.

Componentes requeridos

Los componentes requeridos describen lo que una organización debe
realizar para satisfacer un área de proceso. Este logro se debe implementar
de forma visible en los procesos de una organización. Los componentes
requeridos en CMMI son las metas específicas y los objetivos
genéricos. La satisfacción de objetivos se utiliza en las evaluaciones
como base para determinar si un área de proceso ha sido realizada y
satisfecha.

Componentes esperados

Los componentes esperados describen lo que una organización puede
implementar para lograr un componente requerido. Los componentes
esperados guían a los que implementan mejoras o realizan evaluaciones.
Los componentes esperados incluyen las prácticas específicas y
las prácticas genéricas.

Antes de que los objetivos puedan considerarse satisfechos, las
prácticas tal como se describen o prácticas aceptables alternativas a
ellas, deberán estar presentes en los procesos planificados e implementados
de la organización.

Componentes informativos

Los componentes informativos proporcionan detalles que ayudan a las
organizaciones a comenzar a pensar en cómo aproximarse a los componentes
requeridos y esperados. Las sub-prácticas, los productos de trabajo
típicos, las ampliaciones, las elaboraciones de las prácticas genéricas,
los títulos de metas y prácticas, las notas de metas y prácticas, y las referencias
son ejemplos de componentes informativos del modelo.

El glosario de términos del CMMI no es un componente requerido
ni esperado ni tampoco informativo de los modelos del CMMI. Usted
debería interpretar los términos del glosario en el contexto del componente
del modelo en el que aparecen

Véase a continuación Gráfica con componentes del modelo CMMI:

 

CMMI Nivel 4: Administración Cuantitativa de Proyectos (QPM)

El propósito de esta área de proceso es administrar el proyecto de manera tal de cumplir con sus objetivos de calidad y desempeño. El proyecto es gestionado cuantitativamente, lo cual implica:

  • Establecer y mantener los objetivos de calidad y desempeño del proyecto;
  • Configurar el proceso que empleará el proyecto seleccionando aquellos subprocesos sobre la base de su estabilidad y/o capacidad (lo que se encuentra en los modelos y líneas base mencionados en el área de proceso anterior);
  • Seleccionar los subprocesos del proceso del proyecto que serán estadísticamente administrados, y con cuáles técnicas y herramientas;
  • Monitorear el comportamiento del proyecto para determinar si se cumplen o no los objetivos de calidad y desempeño;
  • Monitorear el desempeño de los subprocesos seleccionados para determinar si pueden cumplir sus objetivos de calidad y desempeño, y tomar acciones correctivas de ser necesario;
  • Alimentar el repositorio de métricas de la organización con los datos del desempeño y calidad reales.

 Los objetivos y prácticas específicas del área son las siguientes:

Objetivos Practicas
Administrar el Proyecto Cuantitativamente

El proyecto es cuantitativamente administrado usando objetivos de calidad y desempeño.

  • Establecer los Objetivos del Proyecto
  • Ensamblar el Proceso Definido para el Proyecto
  • Seleccionar Subprocesos a Ser Administrados Estadísticamente
  • Administrar el Desempeño del Proyecto
Administrar Estadísticamente el Desempeño de los Subprocesos

El desempeño de los subprocesos seleccionados, pertenecientes al proceso definido del proyecto, es administrado estadísticamente.

  • Seleccionar Métricas y Técnicas de Análisis
  • Aplicar Métodos Estadísticos para Entender la Variación
  • Monitorear el Desempeño de los Subprocesos Administrados
  • Registrar Datos de la Gestión Estadística

Las herramientas que pueden usarse para implementar estas prácticas son similares a las propuestas para el área anterior: todas las de gestión estadística de procesos. La diferencia radica en que aquí las empleamos para tener un conocimiento cabal del comportamiento de los subprocesos del proyecto (naturaleza de las variaciones, estabilidad, etc.)

CMMI Nivel 4: Desempeño del Proceso de la Organización (OPP)

Esta área de proceso tiene como propósito comprender cuál es la performance de los procesos de la organización y emplear dicha información para administrar cuantitativamente los proyectos.

En una organización en este nivel, las métricas de los procesos (por ejemplo, esfuerzo, efectividad del testing, etc.) y del producto (por ejemplo, densidad de defectos, confiabilidad, etc.) son empleadas para modelar la performance pasada y para predecir la futura. A su vez, estos modelos son empleados como base para contrastar el desempeño real de los proyectos.

Con esta información la organización estará en condiciones de determinar cuáles procesos son estables, cuáles merecen atención, cuáles deberían ser estadísticamente controlados y cómo, y cuáles procesos deberían ser mejorados.

El área tiene un solo objetivo y cinco prácticas específicas, a saber:

Objetivos Practicas
Establecer Líneas Base y Modelos

Se establecen y mantienen modelos y líneas base que caracterizan el desempeño esperado del conjunto de procesos estándar de la organización

  • Seleccionar Procesos
  • Establecer Métricas de Desempeño de los Procesos
  • Establecer Objetivos de Calidad y Desempeño
  • Establecer Líneas Base de Desempeño
  • Establecer Modelos de Desempeño

Estas prácticas pueden implementarse, por ejemplo, mediante un buen programa de métricas que contemple la generación de modelos de performance. Será necesario, además, contar con un proceso definido para realizar estas actividades, que podrían ser asignadas al departamento de aseguramiento de la calidad (si existiere) u a otro similar.

Las herramientas y técnicas que pueden emplearse aquí son las clásicas popularizadas por la calidad total: diagramas de control, prueba de hipótesis, etc.

Más allá de quién realice estas actividades, es importante tener en claro que no todos los procesos deberán (o podrán) ser controlados estadísticamente. La decisión de cuáles son esos procesos deberá tomarse en función de las necesidades del negocio y del proyecto.

Son muchos los procesos candidatos a ser controlados estadísticamente. Por ejemplo, el proceso de testing podría ser analizado para determinar su efectividad (defectos post-release) y así predecir su comportamiento en el futuro. También podríamos buscar determinar el nivel de confiabilidad de nuestro proceso de estimación, el tiempo medio entre fallas de nuestros productos, el nivel de productividad de la organización, etc

CMMI Nivel 3: Área Equipo Integrado (IPPD) (IT)

Esta es otra de las áreas de proceso aplicable únicamente cuando se emplea la disciplina IPPD. Su propósito es establecer y mantener equipos integrados para el desarrollo de productos. En este contexto, el grupo de trabajo puede estar integrado por representantes de distintas áreas –funcionales y técnicas-, proveedores o clientes. Cada uno de estos representantes están autorizados por sus respectivas organizaciones para actuar y tomar decisiones en su nombre. El área de proceso incluye dos objetivos y ocho prácticas específicas:

Objetivos Específicos Prácticas Específicas
Establecer Composición del Equipo

Se establece y mantiene una estructura de equipo que provee los conocimientos y habilidades necesarias para proveer el producto del equipo.

  • Identificar las Tareas del Equipo
  • Identificar Necesidades de Conocimientos y Habilidades
  • Asignar Miembros de Equipo Apropiados
Gobernar la Operación del Equipo

La operación del equipo integrado es gobernada de acuerdo a principios establecidos.

  • Establecer una Visión Compartida
  • Establecer el Acuerdo del Equipo
  • Definir Roles y Responsabilidades
  • Establecer Procedimientos Operativos
  • Colaborar entre los Equipos Participantes

 

CMMI Nivel 3: Área Ambiente Organizacional para la Integración (IPPD) (OEI)

Esta área de proceso –válida solamente para la disciplina IPPD- tiene como propósito proveer la infraestructura necesaria para que los distintos grupos implicados en el proyecto trabajen de manera integrada. En general, la infraestructura mencionada contendrá los siguientes elementos:

  • Una definición de la visión de la organización, la que deberá hacer referencia a valores y prácticas importantes para esta disciplina (trabajo en equipo, desarrollo de productos en forma concurrente, etc.)
  • Un ambiente de trabajo preparado para la colaboración e integración del personal y de los distintos grupos involucrados.
  • Personal especialmente entrenado para integrarse, colaborar y liderar a otros.

El área de proceso tiene dos objetivos específicos y un total de seis prácticas específicas:

Objetivos Específicos Prácticas Específicas
Proveer Infraestructura para IPPD

Se provee una infraestructura que maximiza la productividad de la gente y facilita la colaboración.

  • Establecer la Visión Compartida de la Organización
  • Establecer un Ambiente de Trabajo Integrado
  • Identificar Requerimientos de Capacidades Propias para IPPD
Gestionar la Integración del Pl

Personal El personal es gerenciado para nutrir los comportamientos colaborativos y de integración.

  • Establecer Mecanismos de Liderazgo
  • Establecer Incentivos para la Integración
  • Establecer Mecanismos para Balancear las Responsabilidades del Equipo y la Organización

 

CMMI Nivel 3: Gestión Integrada de Proveedores (SS) (ISM)

Esta área de proceso, aplicable solamente en el contexto de la disciplina adquisición de productos, tiene como propósito identificar potenciales proveedores de productos y establecer con ellos relaciones mutuamente beneficiosas.

Objetivos Específicos Prácticas Específicas
Analizar y Seleccionar Proveedores de Productos

Se identifican, analizan y seleccionan aquellos proveedores potenciales cuyos productos mejor satisfagan las necesidades del proyecto.

  • Analizar Potenciales Proveedores de Productos
  • Evaluar y Determinar Proveedores de Productos
Coordinar Trabajo con Proveedores

El trabajo con los proveedores es coordinado con el propósito de garantizar que el acuerdo con el proveedor sea ejecutado apropiadamente.

  • Monitorear Procesos Seleccionados del Proveedor
  • Evaluar Artefactos Seleccionados del Proveedor
  • Revisar el Acuerdo con el Proveedor

Esta área de proceso podría implementarse a través de un proceso que permita formalizar la selección y alianza estratégica con proveedores que estén en condiciones de entregar productos y servicios del nivel de calidad exigido por la organización. La evaluación y selección debería ser extremadamente formal –una alternativa sería usar Análisis y Toma de Decisiones (DAR)- y el acuerdo con el proveedor podría formalizarse con algún tipo de contrato marco en donde se establezcan las condiciones generales de la relación.

CMMI Nivel 3: Área Administración Integrada del Proyecto (IPM)

Junto a Gestión del Riesgo (RSKM) y Equipo Integrado (IPPD) (IT), esta es una de las áreas de gestión avanzada de proyectos incluidas en el nivel 3. Elaborada sobre las prácticas del nivel anterior, su propósito es administrar el proyecto y el involucramiento de todos los interesados mediante un proceso que, basado en el proceso estándar de la organización, ha sido adaptado a las necesidades particulares del proyecto.

Los objetivos y prácticas son los siguientes:

 

Objetivos Específicos Prácticas Específicas
Usar el Proceso Definido para el Proyecto

El proyecto es dirigido usando un proceso definido, adaptado del conjunto de estándares de proceso de la organización.

  • Establecer el Proceso Definido para el Proyecto
  • Usar los Activos de Proceso de la Organización para planificar las actividades del proyecto.
  • Integrar Planes
  • Gerenciar el Proyecto Usando Planes Integrados
  • Contribuir a los Activos de Proceso de la Organización
Coordinar y Colaborar con los Interesados

 La coordinación y la colaboración del proyecto y los interesados es manejada adecuadamente.

  • Administrar el Involucramiento de los Interesados
  • Administrar Dependencias
  • Resolver Problemas de Coordinación
Usar la Visión Compartida del Proyecto

El proyecto es dirigido empleando la visión compartida del proyecto.

  • Definir el Contexto de la Visión Compartida del Proyecto.
  • Establecer la Visión Compartida del Proyecto.
Organizar Equipos Integrados

Los equipos integrados necesarios para ejecutar el proyecto son identificados, definidos, estructurados y asignados.

  • Determinar la Estructura del Equipo Integrado de Proyecto
  • Desarrollar una Distribución Preliminar de los Requerimientos a los Equipos Integrados.
  • Establecer Equipos Integrados

 

Implementar esta área de proceso implicará:

  • Definir el proceso que seguirá el proyecto tomando como base los procesos y ciclos de vida estándar de la organización, siguiendo las recomendaciones de adaptación incluidos en el repositorio de activos de proceso. En aquellos casos en donde no pueda realizarse la adaptación, solicitar una excepción a quien corresponda (por ejemplo, el área de calidad o la PMO). El proceso del proyecto, así definido, deberá quedar documentado en el plan de proyecto.
  • Emplear los activos de proceso para estimar y planificar el proyecto.
  • Integrar el plan de proyecto con otros planes (por ejemplo, el plan de marketing, capacitación, etc.)
  • Identificar y administrar las interfaces entre el proyecto y otros grupos de trabajo y/o individuos.
  • Gerenciar el proyecto usando el plan del proyecto, el proceso del proyecto, y otros planes.
  • Contribuir al repositorio de activos de la organización (nuevas plantillas, métricas, nuevos procesos definidos por el proyecto, lecciones aprendidas, etc.)

CMMI Nivel 3: Área Análisis y Toma de Decisiones (DAR)

Esta área tiene como propósito que determinadas decisiones sean tomadas de acuerdo a un proceso formal. Por ejemplo, decidir entre distintas alternativas de solución, o seleccionar un producto o un proveedor, son todas decisiones que podrían tomarse mediante un proceso formal compatible con los objetivos y prácticas de esta área de proceso.

Cuando hablamos de un proceso de evaluación formal nos estaremos refiriendo a un enfoque estructurado para evaluar alternativas y recomendar una solución a un problema determinado. Esto implica que se deberán:

  • Establecer criterios (qué decisiones es recomendable que pasen por este proceso y cuáles no, cuáles son los criterios de evaluación, etc.);
  • Identificar soluciones alternativas;
  • Determinar métodos para evaluarlas;
  • Evaluar las soluciones alternativas y recomendar una de ellas
Objetivo Específico Prácticas Específicas
Evaluar Alternativas

Las decisiones están basadas en la evaluación de alternativas usando criterios establecidos.

  • Establecer Lineamientos para el Análisis de Decisiones
  • Establecer Criterios de Evaluación
  • Identificar Soluciones Alternativas
  • Seleccionar Métodos de Evaluación
  • Evaluar Alternativas
  • Seleccionar Soluciones

 Estas prácticas se implementan mediante la definición y uso de un procedimiento (o de varios, según el caso) mediante el cual determinados tipos de decisiones sean tomadas. Por ejemplo, podría plantearse un procedimiento que haga uso de una matriz de criterios de selección para evaluar potenciales proveedores o productos. Ídem para decisiones relacionadas con temas técnicos (por ejemplo, diseños o arquitecturas alternativas).

Lo más interesante de esta área de proceso, además de proveer un marco para un análisis racional de alternativas, es que otorga transparencia al proceso decisorio. Probablemente, una de las áreas de proceso más difíciles de implementar.