El cambio organizacional no se improvisa, se gestiona #gestiondecambio

En la actualidad muchas organizaciones anualmente se encuentran en revisión de sus modelos de negocio con la finalidad de adaptarse al entorno que los rodea (político, social y tecnológico) y garantizar la sobrevivencia en el tiempo del negocio.  Estas revisiones y ajustes de las estrategias permiten hacer cambios tácticos y operativos para alcanzar las metas que nos vamos trazando, lo que genera tensión porque debemos transitar entre dos aguas, por un lado, innovar y mantener proyectos para acompañar a las estrategias de cambio y por el otro lado alcanzar las metas y objetivos anuales de la organización.

Producto de estas revisiones se generan planteamientos que nos evidencia tenemos una situación actual que hay que cambiar a una situación deseada ¿Cómo lo hacemos?, ¿y si no lo hacemos, por ejemplo, la empresa pierde participación de mercado?, ¿cuáles son las grandes oportunidades que la organización podría aprovechar si estuviera en la capacidad de moverse rápidamente a la situación deseada?

Es importante considerar también que plantear cambios en las estrategias puede generar impacto en la cultura de la organización porque implicaría cambiar la forma en la cual la organización ha venido haciendo las cosas, y que tal vez, sea necesaria la modificación de creencias y hábitos que han estado arraigados por años. El manejo del cambio cultural incluso puede ser el elemento de obstáculo más fuerte de enfrentar

Los párrafos anteriores nos hacen pensar que el cambio organizacional solo será exitoso si trazamos un camino planificado que permita a la empresa transitar de la situación actual a la situación deseada reduciendo los riesgos y mitigando los impactos en el desempeño organizacional.

¿Te estas enfrentando a gestionar un cambio?, seguramente los pensamientos se centran en como me organizo para gestionarlo, el principio básico de la administración del cambio nos dice que debemos tener:

  • Estrategias revisadas, con visión de futuro claro
  • Factores que pueden jugar en contra o a favor de los cambios que se requieran hacer para lograr la meta.
  • Enmarcar donde comienza y donde finaliza el cambio
  • Estructurar el cambio en etapas
  • Asignar recursos y evaluar los riesgos en el camino
  • Controlar y medir el avance, así como tomar acciones que aseguren el logro de las estrategias

Hay lecturas de gestión de cambio que alimentan nuestros pensamientos y nos llevan a la reflexión, a continuación, algunas frases de autores interesantes de analizar:

Peter Senge, (autor de “La quinta disciplina”, “La Danza del Cambio”): “La mayoría de los esfuerzos para el cambio fracasan porque no hay una razón poderosa con significado genuino para la diversidad de personas en la organización ni existen las redes de líderes requeridas para el aprendizaje y la innovación sostenidos”

John Kotter (autor de “Al frente del Cambio”, “El Corazón del Cambio”): “Es inmensamente importante tener una visión clara en cualquier iniciativa de cambio a gran escala… ayuda a eliminar obstáculos costosos y que consumen mucho tiempo, motiva acciones que no necesariamente son del interés personal a corto plazo de la gente, y alinean a los individuos”

Shimon Dolan / Salvador García (autores de “La Dirección por Valores”): “Todo proceso nuevo a ser implementado debe ser instrumentado poco a poco para que pueda irse evaluando sobre el terreno su utilidad y efectividad, e irse corrigiendo el rumbo en la trayectoria diseñada”

Resistencia al Cambio Organizacional

El cambio es inevitable, sucede y si vemos nuestro entorno natural, económico, político y nuestras relaciones sociales observamos como hemos estado sometidos a cambios importantes la ultima década.

El cambio ha sido deseable, nos ha permitido innovar, cambiar, modificar, hacer nuevas cosas para satisfacer nuevas demandas dentro del entorno donde nos desenvolvemos.

Sin embargo, aunque el cambio este frente a nosotros, o frente a las personas que integran una organización, todos debemos sentir que formamos parte del cambio, del proceso. De no ser así nos vamos a tropezar con la mayor dificultad ante el cambio: La resistencia al cambio

Valida en tu entorno que actitudes tenemos ante el cambio, pueden haber 04 opciones:

1. Nos encontraremos personas que ni siquiera se han dado cuenta de que hay que cambiar
2. Otros ya lo lo han percibido  pero rechazan el cambio, quieren seguir haciendo las cosas como siempre, esto se debe a que pueden estar ignorando la base del porque del cambio por falta de conocimiento en lo que se quiere hacer
3. Esta otro grupo que reacciona, como es inevitable hacer algo nuevo viendo como la competencia pasa por encima de nosotros quizás incluso ya sea tarde para reaccionar pero nos montamos en la ola del cambio
4. La ideal, organizaciones que se anticipan, crean el cambio, lo inventan, lo gestionan

Si en tu organización están de acuerdo en que quieren cambiar para mejorar procesos, cambios de cultura organizacional, de atención al cliente, relaciones con proveedores y con el resto de los actores del sistema empresarial debemos trabajar el minimizar la resistencia al cambio, la resistencia genera rechazo.

Por que cuesta cambiar

El ser humano genera a través de nuestro cerebro un sistema de recompensa cuando realizamos las mismas actividades rutinarias, nos llevan a controlar y repetir con gusto lo que tenemos que hacer, la hormona dopamina se segrega cada vez que repetimos una acción por lo tanto sin cambiamos tendremos que hacerla nuevamente entonces el cuerpo se resiste, puede causar enfado e irritación, miedo y un desacostumbramiento por supuesto a lo nuevo y sin embargo hay que dejar de hacer lo viejo; en este momento es donde se produce la llamada resistencia al cambio

Es aquí donde los lideres que gestionan el cambio tienen que tener una presencia firme, deben tener paciencia para comprender si el rendimiento baja y los errores suben durante el proceso de cambio, esto paulatinamente cambia, los errores comienzan a disminuir y el rendimiento progresivamente a subir

El reto que tienen los lideres de gestionar cambio es manejarlo a gran velocidad, con habilidades como:
1. Mente abierta
2. Autonomía Intelectual
3. Capacidad de Abstracción
4. Curiosidad
5. Flexibilidad Intelectual,
6. Buena Comunicación,
7. Aptitud analítica

La estrategia de combatir la resistencia al cambio se hace realidad a través de proyectos. El cambio se gestiona, no se improvisa

Porque las Organizaciones hablan de transformación digital

Si hacemos una encuesta de como la tecnología ha impactado nuestra forma de movernos en la sociedad, de ejecutar procesos, de trabajar, de ser cliente o usuarios, podríamos concluir que definitivamente su inclusión en la mejora de las cosas que hacemos es inevitable y que debemos adaptarnos a ella si deseamos continuar en el mercado con éxito.

Si analizamos el entorno político, social y cultural en la que nuestras organizaciones están inmersas, los marcos regulatorios y la forma de interactuar con clientes y proveedores, podemos observar que factores externos cambiantes demandan que nos acondicionamos para adaptarnos más rápidamente o podríamos morir en el camino.

Si vemos hacia dentro de la organización, y analizamos como podemos aplicar la tecnología en los diversos procesos operativos, tácticos, financieros, de manejo de personal, estudios de calidad entre otros, podemos observar que el uso de la tecnología como herramienta de soporte que ayuda ha hacer mejor gestión de nuestro trabajo se ha convertido en un aliado estratégico para reinventarnos, mejorar y sobrevivir

Podemos observar que  todos nuestros procesos, formas de vida, son impactados por la tecnología es el momento de   revisar y reconstruir la dinámica del negocio para adaptarla a las necesidades del presente y el futuro.  Hoy en día las organizaciones deben estar pensando en rediseñar sus modelos de negocio, optimizar procesos, evaluar roles de trabajo en la estructura organizativa para adaptarse a todos estos cambios con la idea de permanecer en el tiempo activas y pensar en futuro organizacional.

Debemos ver la tecnología como medio habilitador de soporte para todas nuestras operaciones nos brinda agilidad, capacidad de adaptación al entorno y nos provee el valor de los datos para el negocio con la finalidad de alcanzar rentabilidad, agilidad y calidad de las operaciones.

Hablar de transformación digital es ver mas alla de redes sociales, entornos digitales…….Es una revisión profunda de nuestros modelos de negocio, de nuestro entorno interno y externo, del futuro de las organizaciones y de la tecnología como herramienta de soporte para todas nuestras operaciones

Ya comenzaste a evaluar en tu organización donde estas? Quieres sobrevivir en esta nueva revolución industrial Empresas 4.0 donde la inteligencia artificial, la interconectividad, el aprendizaje y la arquitectura empresarial se modela a través de plataforma tecnológica?, somos una nueva generación, debemos prepararnos para el futuro inmediato, es por ello que debemos pensar en transformación digital en nuestras organizaciones.

Hay que tener un Optimismo Inteligente

Venezuela atraviesa en estos momentos Mayo 2018, por la peor crisis económica y humanitaria, en su historia. Sin duda, sobrevivir como profesional, como empresa, como trabajador independiente, depende de la posición en la que nos encontremos es un gran reto; reto que nos invita a la reflexión, tomando nuestra propia responsabilidad sobre la situación y buscar acciones orientadas al cambio optimista.

El optimismo inteligente no es negarse a la realidad, al contrario es tomar la realidad y ser factor de cambio positivo apoyándonos de estrategias que promuevan un cambio organizacional  positivo en medio de la crisis.

En los próximos días por ejemplo tengo que sentarme a pensar en estrategias, la verdad todo está dicho, estudiado, escrito.  Sin embargo es importante considerar que en momentos de crisis lo más relevante es evaluar en forma precisa cuales son las estrategias que nos permitirán seguir adelante y ser exitosos.

En medio de esta crisis, por ejemplo las unidades de tecnología podemos recurrir a acciones como:

  1. Tercerizar Servicios. Establecer alianzas con empresas especialistas en un área específica por ejemplo centro de soporte, seguridad perimetral, entre otras. Ahorramos pasivos laborales y a la vez fortalecemos el servicio haciendo alianzas con empresas que presten el mismo con calidad, contribuimos incluso a que empresas más pequeñas no desaparezcan.
  2. Fusionar unidades operativas con una nueva visión de servicio para soportar la reducción de recursos que estamos enfrentando por factores como migración y fuga de talento.
  3. Convertirnos en Gerentes de transformación Digital. La innovación digital aprovecha las opciones que le ofrecen las herramientas tecnológicas para perfeccionar y agilizar todas las iniciativas de la organización. Sigue el siguiente esquema: actuar, reaccionar y evolucionar.
  4. La Agilidad para la adaptación a los cambios es vital. Para que la agilidad se haga presente es importante fomentar la colaboración de todos los miembros de tu equipo es conveniente estructuras organizativas más planas, menos jerarquías.
  5. Enfocarnos en estrategias para retener talento, trabajando el salario como tal el ingreso en conjunto con el salario emocional.  La crisis nos hace pensar en este país que ningún salario es suficiente para cubrir las necesidades, entonces el elemento diferenciador son aquellas cosas que nos ayuda a sentirnos mejor y a su vez crecer como persona y profesional en medio de esta crisis.

Puede que cada uno de nosotros tenga muchas ideas asociadas en qué hacer para crecer y mejorar en medio de esta crisis,  si bien es cierto la formación profesional, la experiencia, las alianzas, las evaluaciones son elementos diferenciadores al incluirlos en nuestras estrategias también debemos trabajar nuestros hábitos:

  1. Evitar lamentarnos si algo va mal, simplemente nos hace perder el tiempo, dediquemos nuestro tiempo a buscar aprendizaje sobre la situación vivida, así evitaremos repetir errores y vamos a intentar siempre hacerlo mejor.
  2. Piensa y visualiza como quieres que sea tu vida, dedica esfuerzo, actitud positiva e ilusión en alcanzar esa meta a pesar de las dificultades que nos encontramos cada día.
  3. Aprendamos a agradecer todas las experiencias vividas, cada experiencia nos ayuda a crecer como seres humanos y profesionales.

Si estás trabajando en una empresa Venezolana eres una persona que está preparada para trabajar en entornos cambiantes, ágiles, eres un elemento impulsor de los cambios, resilente.  Esta maestría que nos está regalando la vida en un plano practico, seguramente nos servirá en nuestro futuro profesional y estamos seguros que será un elemento que soporte para nuestro éxito personal.